Anaftren

Ferrocarril en Trinitarios

Homenaje al Ferrocarril en Trinitarios

Un sueño cumplido tras años de esfuerzos, el culmen para una organización que nació en 1959 y una oportunidad más para que Pamplona destaque en el mapa de la zona norte de España.

Todo eso será el parque del ferrocarril que construirá la Asociación Navarra de Amigos del Ferrocarril en la esquina de Trinitarios en la que se ubicaba la gasolinera de Discosa y que, según las previsiones, abrirá sus puertas a finales del próximo verano.

En ese parque convergirán tres proyectos: la unión de las vías verdes del Irati y del Plazaola -en esa localización, donde se encontraba el nudo ferroviario de ambas vías, sobreviven actualmente el puente y el túnel del Plazaola-; la recuperación de la memoria histórica del ferrocarril en la cuenca de Pamplona -el objetivo es que el ayuntamiento coloque paneles informativos que expliquen el origen y las características de las dos líneas ferroviarias que atravesaban la ciudad-; y un circuito de vías de cinco pulgadas que recorrerá la zona.

La asociación, que cuenta con 60 miembros, trasladará su sede desde la estación de tren pamplonesa e instalará en esa parcela dos edificios: un aula educativa, con maquetas para explicar a los niños la evolución del ferrocarril, y una biblioteca, que se empleará como sala de estar para los socios y en la que también se ubicarán las taquillas y los baños.

La parcela, de unos 2.500 metros cuadrados, contará a su vez con una cochera para guardar los trenes, y con el circuito de vías de cinco pulgadas, de unos 600 metros y que atravesará dos túneles y un puente, todo ambientado y decorado con piedras y vegetación típica del mundo ferroviario.

El proyecto, financiado por la asociación -que también se encargará de su mantenimiento- después de que el consistorio pamplonés le ceda el terreno en Trinitarios, tiene un presupuesto que ronda los 100.000 euros.

Además, y aprovechando la cercanía con Casa Gurbindo, se cerró un acuerdo de colaboración para incluir el nuevo parque del ferrocarril en sus visitas.

Con un claro enfoque educativo, las instalaciones se abrirán de lunes a viernes para recibir visitas organizadas, mientras que el fin de semana estará dedicado al público en general.

El trayecto en el tren -que durará aproximadamente unos cuatro minutos- costará dos euros para los adultos y uno para los niños.

Todos los objetivos

Para los amigos navarros del ferrocarril -que antes de Pamplona habían barajado otros enclaves para construir este parque-, se trata de un sueño hecho realidad. Su presidente, Antonio Cortés, asegura que es la cumbre de la asociación.

“Tener un lugar donde poner nuestras maquetas, ubicado en un sitio con historia del ferrocarril, en el que poder construir un circuito de vías de cinco pulgadas, con una labor educativa para los más pequeños, pero que lo disfrutará toda la ciudad de Pamplona es algo increíble.

Prácticamente, todos los objetivos con los que nació la asociación se cumplen con este proyecto”, destaca.

Asimismo, Cortés valora el beneficio que tendrá para la capital navarra. “Va a ser el único parque de estas características en la zona norte, porque los más cercanos están en Orense y Cataluña”, indica.

“Será un jardín bonito dentro de Trinitarios, aunque no se podrá pisar, ya que estará cerrado con una valla de 1,5 metros. Pero los ciudadanos podrán caminar por los alrededores y observarlo, y montarse en el tren cuando esté abierto”, añade.

Para su diseño, la asociación visitó estos últimos años otros parques similares de España para coger ideas y aprovechar al máximo el espacio de la parcela.

XXIII Trobada Fc. Camp de Turia

XXIII Trobada Fc. Camp de Turia

La localidad valenciana de Riba-Roja del Túria celebró la «XXIII Trobada Fc. Camp de Turia», la cual contó con la representación de varios socios de ANAF.

 

El pasado 13 de septiembre de 2014, sábado, se celebró en la localidad valenciana de Riba-Roja del Túria la «XXIII Trobada Fc. Camp de Turia» en la que varios socios de la Asociación Navarra de Amigos del Ferrocarril estuvieron presentes.

Durante el día, se congregó mucha gente para disfrutar del parque sucediéndose las colas para subir a los trenes de 5 pulgadas en la estación que da acceso al circuito.

Durante el día se alcanzo la cifra de hasta 15 composiciones circulando a la vez en las vías del parque, lo que hace evidente la cantidad de gente que se acumulaba. Además, gracias a los Amigos del Ferrocarril de Cornellà, los allí presentes tuvieron la oportunidad de viajar por las vías del parque en un «Euromed», cuya composición estaba formada por 12 vagones + 2 cabezas. ¡Todo un espectáculo!

Se juntaron amigos del ferrocarril de todas partes y en la comida que se celebró, se reunieron unas 150 personas para compartir las experiencias, anécdotas y recargar pilas para seguir con la jornada vespertina.

Ya por la tarde, con el «Euromed» a pleno rendimiento, la atención se la llevaron las máquinas de vapor, y es que las «vaporosas» siguen triunfando entre los amantes del ferrocarril.